Los ingredientes de Carelia

El champú y gel de baño, la leche hidratante corporal, la crema bálsamo pañal y el agua de colonia Eau de Cologne Petits basan su formulación en la combinación de ingredientes naturales y orgánicos de origen vegetal, tradicionalmente utilizados y de una probada eficacia.

Avena

Avena (Avena Sativa Kernel). Rica en vitaminas y minerales es un gran emoliente que suaviza, hidrata y calma la piel, muy útil por sus propiedades relajantes y desestresantes, y especialmente indicada en casos de pieles sensibles o irritables.

Caléndula

Caléndula. Originaria de la región mediterránea y Asia Menor, ya usada en la civilización romana, hindú o árabe. Contiene compuestos activos como los  flavonoides y vitamina E, de ahí sus múltiples beneficios como antiinflamatorio, antibacteriano y antiséptico. Ideal para la regeneración de la piel.

Miel

Miel. Todas sus propiedades nutritivas, terapéuticas y cosméticas se deben a las diferentes sustancias contenidas en el néctar y polen de las flores, origen primario de la miel, que las mismas abejas enriquecen con enzimas propias. Regeneradora, antinflamatoria, antibiótica, nutritiva, antiviral, antiséptica. Vitaliza, protege, restaura, limpia, humecta, suaviza y alimenta la piel.

Bisabolol

Bisabolol. Es un principio activo del aceite esencial de la flor de manzanilla. Ayuda a administrar ingredientes activos por vía transdérmica por mejorar la penetración en la piel. Posee propiedades antiinflamatorias, antimicóticos y antibacteriano. Es el preferido por excelencia para la protección de la piel frente a los factores contaminantes del medio ambiente. Intensa acción suavizante y emoliente, fácilmente tolerado por todo tipo de piel especialmente las sensibles.

manteca de karite

Manteca de karité (Butyrospermum Parkii). La manteca de karité se obtiene del prensado de las nueces del árbol del karité. El karité es un potente regenerador celular 100% natural. Hidratante y nutritivo, provee a la piel de una barrera que evita la deshidratación y protege de las agresiones externas del ambiente.

Aceite de almendras dulces

Aceite de Almendras dulces (Prunus Amygdalus dulcis oil). Rico en proteínas, minerales y vitaminas A, B y E, con propiedades emolientes, suavizantes, hidratantes y anti-inflamatorias. El aliado perfecto de las pieles delicadas y sensibles.

Aloe Vera

Aloe Vera. Rica en vitaminas, enzimas, minerales y nutrientes naturales que estimulan la fabricación de nuevas células. Penetra e hidrata en las capas más profundas de la piel. Calma, cicatriza y tonifica, además de poseer un amplio espectro bacteriano y fungicida.

Algodón

Aceite de Algodón (Gossipium Herbaceum Oil). Es extraído de la semilla del algodón y rico en ácido linoleico. Especialmente indicado por sus propiedades emolientes y suavizantes. Su composición de ácidos grasos esenciales lo convierten en un potente regenerante aportando flexibilidad y tono a la piel, potente reestructurante de pieles sensibles.


Recomendación:
Con la información aquí publicada no pretendemos sustituir el asesoramiento médico profesional. Para las necesidades individuales de tu pequeño sigue siempre los consejos y recomendaciones de un profesional de la salud.